RABAT Stories

Vacheron Constantin Overseas Calendario Perpetuo

calendario perpetuo ultraplano

Vacheron Constantin amplía la colección de relojes Overseas con una de las complicaciones horológicas más bellas, el calendario perpetuo ultraplano. Más belleza para una pieza que, además de sus prestaciones, sorprende y asombra por una caja extremadamente fina, que solo mide 8,1 milímetros de grosor. Parece mentira que dentro pueda esconder algún mecanismo, pero así es: el calibre 1120 QP, un movimiento ultraplano de carga automática. No es extraño, pues, que haya recibido la distinción del Punzón de Ginebra, que garantiza relojes que cumplen estrictos criterios relativos al aspecto exterior y a su rendimiento.

La colección Overseas es un emblema de la manufactura ginebrina más antigua que existe (fue fundada en 1755). Está concebida para los amantes de los viajes, personas que buscan prestaciones y belleza, pero al mismo tiempo funcionalidad y comodidad. Todo eso es capaz de ofrecer esta nueva entrega de la firma suiza con dos estéticas diferentes. La primera de ellas es una versión más relajada, distinguida con una esfera azul enmarcada por una caja de oro rosa y correas azules; la otra es una interpretación más elegante, conjuntada con un brazalete de oro rosa que contrasta elegantemente con la esfera de tonos plateados.

En sintonía con el estilo de vida moderno, exhibe un diseño que transpira la esencia de la alta relojería sin renunciar a la practicidad. Un bisel hexagonal que evoca el famoso emblema de Vacheron Constantin, la Cruz de Malta; una esfera lacada translúcida con agujas e índices horarios de oro, facetados y luminiscentes; movimientos de manufactura diseñados para facilitar el uso cotidiano; un rotor de oro de 22 quilates decorado con la rosa de los vientos; brazalete y correas intercambiables sin necesidad de herramientas…

Facilidad de uso y distinción se reúnen en una pieza que monta una caja de caja de oro rosa 5N de 18 quilates que aloja en su interior el icónico calibre 1120 QP/1 de Vacheron Constantin, un movimiento mecánico ultraplano de carga automática, complementado con funciones de calendario perpetuo y fase lunar. Es un auténtico alarde de miniaturización, que está compuesto por 276 piezas (36 rubís) alojadas en un espacio con un grosor de solo 4,05 milímetros. Una maravilla de la técnica que es capaz de ocuparse de las irregularidades del calendario, sin que sea necesario un ajuste por ese motivo hasta el año 2100. El movimiento, que opera a una frecuencia de 2,75 hercios, tiene una reserva de marcha de 40 horas e impulsa las indicaciones de horas y minutos, calendario perpetuo, día de la semana, fecha, mes y año bisiesto en un contador de 48 meses, todo ello complementado con la indicación de las fases lunares.

La caja, de 41,5 milímetros de diámetro y con una estanqueidad hasta 50 metros, alberga una esfera lacada en tonos azules, realzada con agujas e índices horarios de oro de 18 quilates resaltados con material luminiscente. Otro bonito detalle de este Vacheron Constantin es que el fondo de cristal de zafiro exhibe el rotor de oro de 22 quilates adornado con una rosa de los vientos.

Esta versión con esfera azul está conjuntada con una correa de caucho o de piel azul