RABAT Stories

Presentamos la renovada colección ROLEX DAY-DATE, el reloj de los presidentes


ROLEX OYSTER PERPETUAL DAY-DATE 36

Rolex estrena la nueva generación de su Oyster Perpetual Day-Date, un modelo que, cuando se lanzó por primera vez en 1956, fascinó por lo que era una gran innovación: se convirtió en el primer reloj de pulsera con calendario que indicaba, como complemento de la fecha, el día de la semana con todas las letras en una ventana en forma de arco en la posición de las 12 horas. Ahora, además, está en 26 idiomas disponibles a elegir.

Oyster Perpetual Day-Date 36

NUEVA GENERACIÓN

La nueva colección con la caja de 36 milímetros (hay una versión de 40 en oro amarillo), llega con muchas novedades. Está disponible en oro amarillo, blanco o Everose de 18 quilates con esferas inéditas y, en algunas versiones, biseles engastados. Dos de ellas estrenan un diseño de esfera con un dégradé concéntrico: la primera, en oro amarillo de 18 quilates, presenta una esfera en verde sombreado; la segunda, en oro Everose de 18 quilates, luce una en marrón sombreado. Ambas están adornadas con diamantes con engaste chatón en oro de 18 quilates a modo de índices; los situados a las 6 y a las 9 horas son de talla baguette, una configuración propia de la gama Day-Date.

ÓPALO ROSA Y TURQUESA

Otras dos modalidades, una en oro blanco de 18 quilates y otra en oro amarillo de 18 quilates, presentan una esfera de piedra ornamental -una de ópalo rosa y otra de turquesa- sobre la que relucen los índices y los números romanos VI y IX en oro de 18 quilates engastados de diamantes. Su bisel está adornado con 52 diamantes talla brillante.

DIAMANTES Y ZAFIROS

La última versión, en oro blanco de 18 quilates, es más aún más espectacular: sobre su esfera pavé de 542 diamantes se materializan los índices mediante 10 zafiros talla baguette con los colores del arcoíris; su bisel está iluminado por 52 diamantes talla brillante, y su brazalete engastado de 412 diamantes talla brillante sobre los elementos centrales. Los reflejos luminosos sobre las asas y los flancos de la carrura resaltan las formas de su caja Oyster de 36 milímetros de diámetro.

Esta caja garantiza una hermeticidad de hasta 100 metros. Su carrura se trabaja a partir de un bloque macizo de oro amarillo, blanco o Everose de 18 quilates, y su fondo está herméticamente enroscado con una herramienta especial que permite que únicamente los relojeros de Rolex accedan al movimiento. La corona Twinlock, provista de un sistema de doble hermeticidad, se enrosca sólidamente a la caja. El cristal, coronado por la lente Cyclops está realizado en zafiro casi imposible de rayar.

DISEÑO Y funciones

Cuenta con el escape Chronergy patentado por Rolex, que combina un alto rendimiento energético con una gran seguridad de funcionamiento. Está fabricado en níquel-fósforo y es insensible a los campos magnéticos. La versión optimizada de la espiral Parachrom azul está hecha con una aleación paramagnética que la hace hasta 10 veces más precisa que una convencional en caso de golpes. Esta espiral, además, está provista de una curva final Rolex que garantiza su regularidad de marcha en todas las posiciones. El oscilador está dotado de un volante de gran tamaño e inercia variable, ajustado de forma precisa con tuercas Microstella en oro. Se mantiene firme gracias a un puente transversal que lo fija en una posición muy estable para aumentar la resistencia a los golpes.

Oyster Perpetual Day-Date 36

Como todos los Rolex cuenta con la certificación de Cronómetro Superlativo cuya garantía internacional es de cinco años. Esta denominación exclusiva atestigua que cada reloj que sale de los talleres de la marca ha superado con éxito una serie de pruebas más exigentes que las normas relojeras en materia de precisión, hermeticidad, cuerda automática y autonomía.

UN ICONO PRESIDENCIAL

Muchos líderes políticos han lucido este reloj lo que le ha valido el apodo de ‘reloj de los presidentes’. De ahí que sea conocido como ‘brazalete President’. Fabricado en oro de 18 quilates, está equipado con un elegante cierre invisible desplegable e incluye insertados de cerámica en el interior de los eslabones. Además, un sistema de fijación invisible ofrece continuidad visual entre el brazalete y la caja