RABAT Stories

OMEGA SPEEDMASTER APOLLO 11

50 ANIVERSARIO EDICIÓN LIMITADA

Pocos relojes han tenido el privilegio de ser testigos directos de momentos que han marcado la Historia. Y el Omega Speedmaster puede presumir de ser uno de ellos. Ni más ni menos lo llevaban los astronautas que pisaron la Luna por primera vez aquel 21 de julio de 1969

De aquel pequeño paso para el hombre, de aquel salto para la humanidad, como proclamó Neil Armstrong tras llegar al satélite, se cumple medio siglo en 2019. Y para conmemorar la efeméride, Omega ha lanzado una edición limitada del Speedmaster que recuerda a la que se lanzó en 1969 para celebrar el hito. Comoentonces, solo se fabricaron 1014 unidades.

Volvamos a aquel viaje espacial que nos acercó a la Luna un poco más. Fueron muchos años de preparación en los que siempre estuvo presente el reloj suizo, lanzado en 1957. Su diseño robusto, fiable y de fácil lectura, convenció a los pilotos, de modo que fue adoptado por los miembros de la US Air Force, la fuerza aérea de Estados Unidos. Dado que muchos de ellos se convirtieron en astronautas del Mercury, el primer programa espacial tripulado de las NASA, el salto al espacio de Omega era cuestión de tiempo. Así, en 1963, uno de aquellos astronautas, Walter Schirra, llevó su propio Speedmaster CK2998 en la misión Mercury-Atlas 8, en la que dios seis vueltas a la tierra.

Un año después, la NASA comenzó a buscar oficialmente un reloj en que pudiera confiar para todas sus misiones tripuladas. El director de Operaciones de Vuelos Tripulados, Donald K. “Deke” Slayton, solicitó cronógrafos de pulsera a diferentes fabricantes de relojes de todo el mundo. Omega presentó el Speedmaster. Los iban a someter a pruebas de castigo como exámenes térmicos, de choque, de vibración y de vacío, entre otros. Y ganó el Speedmaster: el 1 de marzo de 1965 fue declarado “flight cualified for all manned space missions” (Cualificado para el vuelo en todas las misiones tripuladas). Omega se convirtió así en la única firma proveedora de relojes para el Programa de Vuelo Espacial Humano de la NASA.

El reloj llegó a la Luna en las muñecas de los astronautas del Apolo 11. Y tras aquél hitos, todo fueron celebraciones. Una de ellas fue una cena, el 25 de noviembre de 1969 en Houston, en la que se rindió tributo a los héroes. A cada astronauta que participó en el programa espacial se le regaló el Speedmaster BA145.022, realizado en oro amarillo de 18 quilates y con un raro bisel burdeos.

Este modelo contenía el calibre 861 y fue la primera edición conmemorativa numerada de Omega, con solo 1.014 ejemplares producidos entre 1969 y 1973. El primero de ellos se creó para el presidente de EEUU, Richard Nixon, y el segundos e asignó al vicepresidente Spiro Agnew (fueron devueltos más tarde debido al estricto protocolo del gobierno estadounidense en cuanto a regalos) . Los números 3 al 28 se entregaron a los astronautas; del 29 a 32, sin ningún número grabado, se destinaron a líderes del sector suizo de relojería y a políticos; se pusieron a la venta los que iban del 33 al 1.000; del 1.001 al 1.008 se dieron a astronautas de las posteriores misiones Apolo 14 y 17, y los modelos del 1.009 a 1.014 se reservaron para otras personalidades. Todas ellas, lógicamente, son auténticas piezas de coleccionista.

Inscripción en el fondo de la caja que rezaba:”Para marcar la conquista del espacio del hombre con el tiempo, a través del tiempo, a tiempo

Siguiendo el famoso diseño del Speedmaster BA145.022, este nuevo cronógrafo, con una garantía de cinco años, ha sido realizado con una aleación de oro Moonshin de 18 quilates e incorpora un nuevo movimiento Omega Master Chronometer calibre 3861 de carga manual.

La caja de 42 milímetros pulida y cepillada presenta la tira de canto asimétrica de la cuarta generación del Speedmaster. Alrededor de la muñeca, el brazalete pulido y cepillado incorpora el diseño de cinco eslabones arqueados por fila y un cierre acanalado con un Ω de época en aplique. Fiel al modelo histórico de 1969, Omega ha incluido un aro de bisel de color burdeos, esta vez en cerámica, según un proceso especial pendiente de patente, con escala taquimétrica Speedmaster, graduada hasta 500 unidades por hora, este nuevo modelo presenta un punto de marcación por encima del 90.

La esfera, achaflanada y con cepillado vertical, lleva la marca “Au750” para indicar la pureza del oro macizo, y está realzada por los índices horarios de ónice negro, facetados y embutidos en engastes pulidos, así como por las agujas horarias rellenadas con barniz negro y por el segundero central de cronógrafo y las agujas de las subesferas, también barnizados en negro.

El aro exterior del fondo de caja incluye “1969 – 2019” y el número de edición limitada grabados y destacados en color burdeos, así como un “MASTER CHRONOMETER” sin color. El aro interior, también en oro Moonshine de 18 quilates, se ha sometido a dos procesos distintos, además de dos tratamientos de color PVD (iniciales de Physical Vapour Deposition, revestimiento por sedimentación física mediante vapor) en azul y negro. Esto ha producido un océano azul con acabado mate que rodea un mapamundi parcial del continente americano (en acabado pulido), con una vista aérea del lugar del lanzamiento del cohete espacial, Cabo Cañaveral (conocido como Cabo Kennedy de 1963 a 1973); también ha permitido crear un fondo negro mate que acentúa las expresiones pulidas “APOLO 11 – 50th ANNIVERSARY” y “THE FIRST WATCH WORN ON THE MOON”.

Una incrustación de meteorito lunar abovedada que representa la Luna ha sido embutida en una cavidad del aro. Un detalle interesante es que la Tierra y L Luna en el aro interior se han reproducido a la misma proporción que en la realidad (3,67 a 1 de diámetro). Y los aficionados a la historia de Omega, disfrutarán descubriendo los logotipos de época ubicados en la esfera, la corona y el cierre del brazalete.

Este Speedmaster incorpora el Omega Master Chronometer calibre 3861, un movimiento de racarga manual con escape co-axial, espiral de silicio Si14, puentes y pletina principal bañados en oro Moonshine y marcas en color burdeos.

Lens Position: 2892

El reloj se entrega en un estuche cráter inspirado en el original del modelo BA145.022 de 1969. Los paneles de la caja son de cerámica gris, con impresión tridimensional de la superficie lunar. El superior lleva impresa la imagen del Mar de la Tranquilidad con el lugar del alunizaje del Apolo 11. Dado que cada panel está estructurado de modo diferente, ningún estuche cráter es igual. Del mismo modo que no hay otro reloj como el Speedmaster, el primero que “pisó” la Luna.

Instagram

¡Síguenos en @RABATJewellery!